Rajoy K.O. en el Debate sobre el Estado de la Nación

Sí;  Rajoy ha perdido el debate y ha conseguido acercarse más a la muerte política. Lo más curioso es que todo lo ha conseguido él solito. A las 16:00h tomaba la palabra el líder de la oposición para mostrar su discurso.

Este Debate se presentaba como la gran oportunidad del PP y de su líder para mostrarse como la alternativa real del gobierno que España necesita. Nada más lejos de la realidad, Rajoy ha hecho un discurso mediocre, demagógico, vacío de todo contenido o propuesta e impropio de un político que ha aspirado y aspira a ser el Presidente del país.

Rajoy llegaba al Congreso con diez puntos de ventaja sobre el PSOE en las encuestas, una deuda pública disparada, una reforma laboral en proceso de tramitación, una huelga general convocada para septiembre, un recorte de gasto público y salarios, una imagen de ZP completamente erosionada  y 3.982.368 parados. A pesar de todo esto, Rajoy ha perdido el debate y lo ha hecho por dos motivos fundamentales: porque no ha expuesto ni una sóla propuesta concreta y porque se ha limitado a pedir un interesado adelanto electoral.

El discurso comenzaba con la petición al Presidente de más austeridad, reformas estructurales y medidas contra el paro sin especificar nada, para continuar enumerando datos del paro, número de empresas cerradas… Ha criticado duramente el cambio de rumbo en la política económica del gobierno así como las, a su juicio, continuas contradicciones.

En un erróneo análisis, Rajoy sigue mostrando a Zapatero como el origen y el problema de la crisis económica. La demagogia se elevó hasta límites insospechados cuando el líder del PP aconsejó a Zapatero visitar un comedor social en un día libre como él mismo ya había hecho.

Toda su exposición gira en torno a la crisis económica, al peligro que para España  supone Zapatero y dedica unos minutos para criticar duramente lo ocurrido con el Estatuto. Según el popular, Zapatero ha creado una peligrosa crisis institucional y una profunda división entre españoles. Algunos aún le recordamos viajando por España pidiendo firmas contra Cataluña.

En la parte final de su discurso iba su única medida: “Lo mejor que puede hacer es disolver el Parlamento y convocar elecciones”. Aplauso desmesurado del PP en pie.

Esta actitud es bochornosa y absolutamente irresponsable e inconcebible para el líder de la oposición y por ello ha perdido el debate. Zapatero en las réplicas supo aprovechar mejor la palabra para volver a criticar a un PP sin una sóla medida que sólo hace que culparle de todos los males.

Zapatero no ha ganado porque tal y como está la situación del país, de un debate no iba a sacar nada. Lo que sí ha hecho es quedar por encima de Rajoy en su cara a cara. El Presidente  insta al líder del PP a plantear una moción de censura asegurando que no tiene ni los apoyos ni el programa político necesario para llevarla a cabo –la contribución después de Durán de que no la apoyaría también fue importante–, y porque la frase en la dúplica de Zapatero le pega de lleno: “es cierto que yo he perdido confianza en las encuestas en estos dos años, pero usted no es que esté para tirar cohetes”.

Rajoy no es alternativa, no consigue quedar por encima del Presidente tal y como está la situación y tampoco tiene la confianza de su partido –si no pide hoy las elecciones no hubiese podido sujetar más a cierto sector del PP–; es un residuo político que no sirve para nada y que alguien entre sus filas intentará eliminar.

El resto del debate transcurrió según lo esperado: los partidos catalanes a vueltas con el estatuto y los partidos de izquierda, críticos con todo, proclamando medidas a sabiendas de que podrían ser insostenibles y apoyando la huelga de septiembre. Aquí cada uno a su tema y a captar electorado: bien para las elecciones catalanas o bien para arrebatar al PSOE el voto de los críticos desencantados.

El PNV critica el gobierno pactado en el País Vasco y reclama autogobierno mientras los partidos catalanes se equivocan –a mi juicio–  al cebarse con Zapatero sobre la sentencia del TC y no contra el PP que interpuso el recurso. El actual presidente es el que más ha apostado por Cataluña y ahora ¿Qué quieren? ¿Qué diga que no acata la Sentencia? ¿Qué desprecie públicamente el TC?

Mañana toca escuchar a Rosa Díez, entre otros, así que quedan momentos interesantes.

Por cierto, no podía dejar de comentar que es cierto que cuando termina el cara a cara PSOE-PP, muchos Diputados abandonan el hemiciclo, pero lo del Grupo Popular es siempre escandaloso. Esta vez por lo menos se ha quedado Rajoy como otras veces no ha hecho; que falta de respeto a los grupos minoritarios.

Anuncios

Un pensamiento en “Rajoy K.O. en el Debate sobre el Estado de la Nación

  1. Franesco dice:

    El PP, hoy, ni siquiera ha ido… País.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: