Semana con sorpresa política

Esta semana se presentaba completita: comenzaba el debate de los presupuestos generales, la nueva Ley Antitabaco y la presentación del nuevo/a Ministro/a de Trabajo. Una vez más, Zapatero volvió a sorprender con una radical remodelación del Gobierno que ha copado finalmente todo el interés informativo.

La posición de Rajoy en materia de presupuestos me parece de lo más ridícula. No entiendo la embestida contra PNV y CC por firmar un pacto con el Gobierno. Este político impresentable tuvo la oportunidad de firmarlo en 1996 cuando Aznar lo necesitó para gobernar. No hay más que decir, sólo es puro cinismo.

Si fuese canario me sentiría profundamente ofendido por el PP y más aún si les hubiese dado mi voto en 2007. Los intereses de las Islas no se veían perjudicados, tan sólo los del PP que no tiene reparo a hacer ruido. Aplaudo la responsabilidad del PP de Basagoiti.

En cuanto a la Ley de Tabaco, ya era hora de ponerse a la altura del resto de países europeos y de elaborar una Ley que respete de verdad a los no fumadores.

De la reforma del Gobierno, con independencia de si es positiva o negativa, hay que reconocer la astucia de Rodríguez Zapatero y su excepcional manejo del tiempo político. Era hora de, una vez superada la huelga y afrontado los duros ajustes, activar la maquinaria política con el rumbo puesto en 2012.

Respecto a los nuevos nombramientos, esperemos que pase un tiempo para valorar el acierto o fracaso. No es cuestión de criticar ni de descalificar sin haberles dado al menos un periodo de prueba. De las groseras declaraciones del Alcalde de Valladolid poco hay que decir. Sólo constatan, junto a muchas otras producidas desde hace tiempo, que el machismo miserable sigue instalado en muchos miembros de la derecha española cada vez más extrema.

En cuanto a preferencias sí que puedo decir algunas cosas: error el cese de Bibiana Aído, la permanencia de Miguel Sebastián y cuestionable el nombramiento de Pajín. La concentración de poder en manos de Rubalcaba ha puesto muy nerviosa a la derecha de este país y por tanto, es algo positivo.

Quiero destacar aquí mi más sincero reconocimiento a la labor desempeñada por María Teresa Fernández de la Vega en la Vicepresidencia primera del Gobierno durante estos seis años. Los españoles progresistas siempre  la recordaremos por ser precisamente un símbolo de progreso, justicia, igualdad, solidaridad y humildad. Una gran mujer que llegó a estar al frente del Ejecutivo y de un Consejo de Ministros y que ha sufrido las más estúpidas descalificaciones por parte de quienes nunca pudieron estar a su altura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: