La televisión que queremos

Ya está. Todas las tertulias de la TDT quedan en manos de la derecha más retrógrada y reaccionaria. Con el cierre de CNN+ perdemos la alternativa plural de acceder a la información y opinión de analistas profesionales.

CNN+ hace a diario una importante tarea pedagógica ordenando y explicando toda la información de actualidad. Tertulias, debates, entrevistas, análisis…  Su empeño porque el ciudadano se mantenga informado y comprenda todo lo que va sucediendo es de una vital importancia.

No todas las personas somos expertas en tipos de interés, derecho laboral o relaciones diplomáticas. CNN+ persigue que todos los telespectadores puedan formar sus propias opiniones a través de las informaciones claras. Es importante que la ciudadanía entienda sobre qué se debate cuando hablamos de reforma de las pensiones para poder así estar a su vez dentro de ese debate.

En definitiva, CNN+ lleva a cabo una actividad imposible de encontrar incluso en la cadena pública.

El cierre de este canal de televisión no sólo supone que la izquierda progresista quede excluida del debate político. Lo verdaderamente preocupante es que sólo queda el periodismo de análisis de Intereconomía o Veo 7; emisoras desde las que se insulta con total impunidad o se sigue conspirando sobre la autoría del 11-M, por poner dos ejemplos.

Más allá de la voluntad de mantener CNN+ están los intereses empresariales que hacen que las cadenas ofrezcan contenidos afines al gusto mayoritario porque entre otras cosas, de su audiencia depende su propia financiación.

Que la sociedad prefiera contenidos como un Gran Hermano veinticuatro horas o un Sálvame frente a un canal de información continua resulta lamentable. La opinión pública está adormecida y narcotizada. La sociedad se corrompe a una velocidad preocupante.

Cualquier país debe aspirar a conseguir una opinión pública formada e informada. Esta es la única manera de estar en condiciones para exigir al poder político un mayor poder de elección y deliberación ciudadana.

Lo siento pero no podemos exigir más poder de decisión porque no queremos informarnos. Parece no importarnos todo lo que sucede en nuestro país –y fuera de él– en un momento tan importante.

La Televisión está perdiendo muchos de sus objetivos fundamentales. Algunos canales ya se han corrompido y adaptado a un modelo televisivo cutre encaminado a cosechar grandes audiencias que traducir así en beneficio. El capitalismo está robándonos todo.

Por ello, en defensa de una televisión con contenidos encaminados a la formación, información y al entretenimiento sano y no chabacano, empecemos por decir no al cierre de CNN+ y apoyar a sus profesionales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: