La nueva realidad: Sortu

Mi deseo más inmediato, como el de muchos españoles, es que Batasuna, Sortu, la izquierda abertzale, o como queramos llamarlo, no esté en las elecciones. Son muchos años de terror y muerte con su permanente silencio cómplice. Estamos enfadados, indignados y dolidos.

Este sentimiento, compartido por la inmensa mayoría, es un duro obstáculo a superar por quienes hoy deciden ser demócratas. Los padres y personas muy allegadas a Marta del Castillo o Mari Luz Cortés tienen ese mismo sentimiento hacia los verdugos de sus hijas y por ello no están en las mejores condiciones para hablar de justicia o pena de muerte porque por desgracia, no pueden ser ecuánimes o guiarse por la razón.

ETA y los que la apoyan se han convertido en los verdugos que han amenazado a todo un país y por ello es muy difícil ahora asumir esta nueva realidad –su rechazo al terrorismo– que, aunque queramos obviar, está aquí.

Si la izquierda abertzale cumple con la Ley de partidos tendrá que ser legalizada y esta decisión debe depender de la justicia aunque el PP insista en hacernos creer que pase lo que pase, la decisión y responsabilidad será de Zapatero.

Nos va a costar asumirlo y les va a costar que lo asumamos. Si cumplen con la Ley y no se les legaliza, el sentimiento al que antes me refería habrá triunfado pero nos habremos convertido en dictadores. Recordemos que en democracia no sólo caben quienes sostienen argumentos tolerables por la mayoría. Eso sí, cabemos sólo quienes apostamos por la paz y la palabra.

Por toda la complejidad del asunto, éste debería ser un asunto de Estado. El PP sigue mercadeando con ETA con declaraciones disparatadas que afirman que Zapatero está con los terroristas y presentes en manifestaciones donde se exhiben banderas contrarias a la democracia y la paz.

Si la justicia declara que Sortu no cumple con la Ley, el PP se limitará a insistir en que el Gobierno negocia. Si la justicia legaliza este partido, el PP de Rajoy acusará al Gobierno de negociar y de no impedir que los violentos estén en las instituciones. En cualquier caso, el Partido Popular quiere sacar tajada electoral de este asunto e irá a mayo con ETA, la crisis y demás asuntos espinosos para intentar ganar sin exponer ni una sola idea de su programa.

¿Qué pensaremos los ciudadanos sobre lo que ocurra con Sortu? Muchas opiniones dependerán del panorama político aunque hay que empezar a asumir que para conseguir la paz, tendremos que ver cosas que no nos gustan por el camino. La legalización de Sortu podría ser una de ellas si la Ley no lo impide.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: