Ellos #vanaportodo y vosotros ¿dónde estáis?

Reforma laboral que dinamita los derechos de los trabajadores, recortes en educación, investigación, dependencia, copago en sanidad, subida del IVA, cada día más paro… Y, ¿dónde está el PSOE? ¿Cuál es su alternativa?

Tras ser castigados en las urnas por los errores cometidos en la gestión de la crisis, los socialistas parecen no haber encontrado aún un proyecto claro que defender sin complejos. Anunciaron en sus congresos la respuesta socialista pero, de momento, no llega. Van relevando  sus ejecutivas a todos los niveles con la idea de  renovación y cambio, aunque la sensación es que sus giros son lampedusianos: que todo cambie para que todo siga igual.

El PSOE tiene un problema de credibilidad al que podía haber hecho frente con una renovación y revisión profunda en todos los sentidos. Ante este gobierno del PP, que no hace otra cosa que complicar la vida a su ciudadanía con medidas que dictan desde fuera y que solo agudizan la recesión, los dirigentes socialistas van dando palos de ciego en situaciones forzadas que solo  hacen que irritar a muchos de los suyos. Dos ejemplos muy claros: ordenar a sus diputados que acudiesen al Congreso el día de la huelga o salir ante los medios diciendo que el PSOE no comenta la vida privada del Rey tras el incidente en Botsuana.

De nada sirve alabar desde el atril socialista a Hollande como esperanza para la izquierda o hacer un vídeo cada vez que el PP saca de nuevo la tijera. Muchos ciudadanos esperan otra cosa. Quieren que la oposición mayoritaria defienda sin vacilaciones la alternativa a la derecha española y europea, escuchando lo que la calle les pide y acudiendo a ella para denunciar el ataque. Ya hay muchos que piden desde dentro mayor firmeza en sus acciones para diluir así  la tibieza que muchos progresistas perciben.

No se perdonaron los errores cometidos en el gobierno, pero tampoco se perdonarán los errores y las posturas mantenidas en la oposición en esta realidad desoladora. Por si fuera poco, los socialistas tendrán que convencer  muy bien al electorado de que, esta vez, se toman en serio viejas consignas como los impuestos a los ricos o el fin del paraíso fiscal de la Iglesia -por poner un ejemplo- . Lanzar una idea en la oposición y no llevarla a cabo cuando se gobierna, o hacer justamente la contraria ya no vale para nadie. Estamos escarmentados.

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: