Archivo de la etiqueta: Cataluña

Cada uno agita su bandera

           Imágenes: ABC y La Vanguardia

Parece que nuestros políticos, cada día más desprestigiados, son expertos en no resolver problemas. A veces incluso en levantar polvorines y batallas que solo tienen como fin el rédito electoral con la peligrosa consecuencia de dividirnos como sociedad en un momento tan complicado como este. Lo que está sucediendo en Cataluña es prueba de ello.

Mucho han cambiado las cosas desde aquella famosa afirmación de José Luis Rodríguez Zapatero en 2003 sobre la reforma estatutaria –“apoyaré la reforma del Estatuto que apruebe el Parlamento catalán”– y la convocatoria electoral del próximo 25 de noviembre.

Zapatero cometió el error de valorar sus capacidades en exceso y creer que en dos tardes el problema estaría resuelto y el entonces líder de la oposición y ahora presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al sector político y mediático de derecha extrema, emprendió una injusta y sucia guerra contra el pueblo catalán con el beneficio electoral como único objetivo (recordarán el “España se rompre” , el boicot a productos catalanes y continuas provocaciones). Esquerra Republicana y su aspiración independentista la llevaron a querer más y el actual presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha jugado siempre con su nivel de soberanismo a conveniencia del momento político.

Desde hace bastante tiempo, el diálogo sereno y negociación política sobre el grado de autogobierno catalán y el sistema de financiación era una necesidad y una exigencia. Avanzar en ambos sentidos teniendo presente siempre la opinión del pueblo catalán, del resto de los españoles y la barrera infranqueable que marca nuestra Constitución mientras no sea reformada.

La bronca política, las campañas de odio suscitadas en ambos sentidos y el oportunismo político parecen haber obligado a los catalanes a dividirse en dos orillas y crear a su vez una muralla entre Cataluña y el resto de España.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha conseguido que las próximas elecciones giren exclusivamente en torno a la independencia o no independencia catalana. Justificar sus terribles recortes sociales (rebajas salariales a los empleados públicos, euro por receta, cierre de ambulatorios, eliminación de subvenciones a guarderías, tasas universitarias más altas…) con la idea llevada hasta el extremo de que el problema es que el Estado estrangula a Cataluña. Atrás quedó la postura del diálogo y de la unión para agitar la bandera del independentismo junto a la correspondiente dosis de demagogia.

Y en toda esta batalla, el PP tiene la mayor de las responsabilidades por su comportamiento en el pasado. Ellos fueron quienes en lugar de avanzar por la senda del respeto y el diálogo emprendieron la batalla territorial. Quienes juegan junto a CIU con los sentimientos nacionalistas de ambas partes. Españolizar Cataluña o explicar España como “una grande y libre”. Crispación y populismo que están sirviendo a la derecha catalana y española para ocultar su gestión económica y los recortes con los que nos están destrozando.

Ambas partes parecen estar dispuestas a llevar su batalla hasta el final en un país intervenido, que no es capaz de levantarse, mientras los únicos que pagan son los ciudadanos a excepción de los que más tienen. Solo el diálogo sereno y la negociación leal y honesta podrían iniciar el cierre de esta brecha. El PSOE juega o debería jugar otro papel importante con su alternativa federal. Eso sí, abandonando las contradicciones o ambigüedades y tomándose en serio, al fin, la recuperación de la tremenda confianza ciudadana perdida. Veremos qué mensajes pueden dejarnos en este sentido las citas electorales pendientes y la interpretación de los resultados. Por el momento, cada uno agita su bandera a conveniencia sin pararse a pensar en las consecuencias sociales que puedan derivarse.

Anuncios
Etiquetado
A %d blogueros les gusta esto: